in

IncreibleIncreible Me EncantóMe Encantó DivertidoDivertido LindoLindo TristeTriste

COMO DEBES LIMPIAR TUS SILLAS BLANCAS PARA HACERLAS LUCIR NUEVA

Las sillas de plástico son un elemento muy recurrente, sobre todo ahora que empieza el buen tiempo, tanto en los jardines y terrazas de los hogares como a la hora de llevarlas a algún viaje o excursión. Por lo general, son baratas, ligeras y fáciles de mover de un sitio a otro. Sin embargo, también es fácil que acaben manchadas por su uso frecuente y por dejarlas al aire libre.

A veces, basta con pasar un trapo o echarles agua para limpiar la suciedad. Pero muchas veces acaban con manchas tan persistentes y feas que puede resultar muy complicado deshacerse de ellas, por mucho que lo intentemos. Y aunque nuestro primer impulso pueda ser tirar la silla al reciclaje de plástico y comprar otra, lo cierto es que hay un truco que nos permite volver a dejarla como nueva y seguir usándola sin tener que reemplazarla.

Lo mejor de todo es que hablamos de un truco muy sencillo, para el cual solo necesitarás unos pocos materiales caseros que probablemente ya tengas en casa. Eso sí, antes de nada es muy importante que te asegures de eliminar todo el polvo y suciedad que pueda haber sobre la silla. Para este paso previo, basta con que utilices un trapo seco o un plumero y que frotes hasta que toda la suciedad exterior desaparezca, aunque las manchas aún sigan siendo visibles.

Truco para limpiar sillas de plástico

Una vez te hayas deshecho del polvo y la suciedad, ya podrás comenzar con este método casero de limpieza. Eliminar primero el polvo es fundamental para que no se extienda sobre la superficie de la silla cuando vayamos a limpiarla, y para que el remedio que vamos a preparar funcione de manera más eficaz contra las manchas.

Tras eliminar el polvo y la suciedad, podemos aplicar un sencillo remedio casero

Estos son los pasos que tienes que dar para llevar a cabo el truco para limpiar sillas de plástico, por este orden:

  • Coge un recipiente, y agrega en él una taza de vinagre blancouna cucharada de pasta de dientes y un poco de bicarbonato de sodio, con el objetivo de que se forme una pasta semilíquida.
  • Tendrás que mezclar todos estos ingredientes hasta veas que dicha pasta semilíquida toma consistencia. Si ves que no adquiere esa forma, añade un poco más de bicarbonato de sodio.
  • De esta forma tendrás ya una solución limpiadora, y para usarla sobre la silla debes utilizar una esponja o brocha. Con ayuda de esta herramienta, esparce toda la solución sobre la superficie de la silla, especialmente donde haya manchas.
  • Deja la silla al sol durante una hora, con la solución limpiadora ya esparcida sobre su superficie.
  • Coge una esponja o cepillo limpio y frota sobre toda la silla. Te darás cuenta de que ahora es mucho más fácil limpiar la superficie y dejarla reluciente, aunque si quieres asegurarte aún más de los resultados puedes añadir también un poco de jabón en este paso.
  • Utiliza un paño mojado con agua para enjuagar toda la superficie de la silla, volviendo a mojarlo si ves que se seca hasta haber completado el proceso en toda la silla.

Una vez la silla quede seca, es probable que tus ojos la vean casi como el día que la compraste, y sentirás la satisfacción de sentarte en ella y notar su tacto después de haber realizado este pequeño esfuerzo para devolverle su brillo.

What do you think?

-1 points
Upvote Downvote

Written by Sara Gómez

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

MIRA TODO LO QUE SUCEDE AL PLANTAR ESTAS BOLSITAS DE TÉ EN EL JARDÍN

IDEAS PARA VESTIRTE HERMOSA EN ESTA NAVIDAD